Abogado no descarta denunciar a telefónica en caso Rodrigo Quintana

 

El abogado Guillermo Duarte Cacavelos, representante legal de la familia del joven liberal Rodrigo Quintana, no descartó la posibilidad de denunciar a una telefónica si se comprueba que la empresa se encontraba ocultando las llamadas vinculadas al atraco a la sede del PLRA.

"Para poder saber si esto es a propósito tengo que saber si ellos tienen la información. Si nosotros verificamos que efectivamente estaban en sus archivos y no nos proporcionaron vamos a meter una denuncia porque es más el tiempo que nos hacen perder para aclarar la investigación", manifestó el abogado de la familia Quintana.

Duarte afirmó que una de las empresas de telefonía celular solo facilitó algunos datos y que la firma se respalda en la ley que establece que las telefonías están obligadas a guardar los registros solo por seis meses.

"Yo creo que Tigo tiene esa información, pero está tomando un papel más confortable amparándose en la excusa de los seis meses. Para nosotros es importante saber si ellos están juntando deliberadamente información. Tenemos que saber primero si lo tienen y luego allanar", acotó el representante legal.

El pedido de informe fue realizado a las empresas Tigo, Claro y Personal. Estas dos últimas accedieron al pedido con todos los informes, según mencionó Duarte a la 780 AM. 

Los datos de las llamadas telefónicas fueron solicitados para que sean incluidos en la investigación sobre el atraco a la sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), que derivó en la muerte del joven Rodrigo Quintana. 

El pasado 22 de diciembre la Cámara de Apelaciones, Segunda Sala, integrada por los magistrados José Agustín Fernández, Delio Vera Navarro y Bibiana Benítez, ordenó hacer lugar al planteamiento de los abogados defensores.

Lea más: Ordenan incluir cruce de llamadas y comprometen a Cartes y su entorno.

Duarte mencionó que con el cruce de llamadas buscan que el Ministerio Público determine quién fue la persona que dio la orden de ingresar en forma ilegal a la sede partidaria en la madrugada del 1 de abril de 2017, en medio de los incidentes registrados en la movilización contra el proyecto de reelección presidencial impulsado por el oficialismo colorado, que posteriormente fue archivado. 

Rodrigo falleció luego de recibir un disparo de escopeta, que supuestamente ejecutó el suboficial ayudante Gustavo Adolfo Florentín Silva, quien actualmente se encuentra en prisión.

Fuente: CIM